Frases para piropear

Colorada...qué lindo tuquito para mi canelón.

Con vos no sé dónde iría a parar, pero sí se dónde acostarnos...

Me gustaría ser Coca-Cola, para hacerte sentir de verdad...

Desde que la he conocido, ha vivido en mi corazón sin pagar alquiler.

Debes estar cansada hoy después de todo lo que hicimos en mi sueño anoche.

Quiero tener hijos preciosos algun día, y quisiera preguntar a tus padres consejos sobre cómo lograron hacer algo tan perfecto como tú.

Perdona, ¿no tendremos algún amigo en común para que nos pueda presentar?

Perdona, pero la reconozco. ¿No fuimos locamente felices y casados en una vida anterior?
Quién fuese león de circo, para atravesar esa argolla ardiente...

Mamita, sacudime el canelón, que te baño en salsa blanca...

Juguemos al diariero...vos me hacés los pedidos y yo te re-parto, te re-parto...

Jugamos al cieguito? Vos sos un libro en Braile, y yo te "leo" las perforaciones...

uguemos a la Aduana...yo vengo de viaje, y vos me revisás el bulto...

Ayer pasé por tu casa me tiraste con una llanta, hoy paso de nuevo así me tirás la goma.

Ayer pasé por tu casa y ayudarte a cocinar nadie quiso... Hoy paso de nuevo, así te revuelvo el guiso.

Ayer pasé por tu casa, y me tiraste una perla, por qué no me tirás la concha que no sé dónde ponerla??

Me gustaría que fueses mamadera, para llenarte de leche y chuparte toda, mi amor...

Me gustaría que fueses estampilla, así te paso la lengua y te meto en el sobre...

Me gustaría ser pedo para hacer sonar esas nalgas..



¿La he visto en la portada de Cosmopolitan alguna vez?

¿Acaba de salir el sol?, o ¿me has sonreído?

¿Te puedo hacer una foto? Quiero enviarla a mis amigos y demostrarles que los ángeles existen.

¿Me permites utilizar tu teléfono? Quiero llamar a mi madre para decirle que he conocido a la chica de mis sueños.

Por un momento creía que me había muerto y había entrado en el cielo. Pero ahora veo que estoy vivo, y el cielo ha venido a mi.

Hola. Soy un ladrón y lo primero que quiero robar es tu corazón.

Hola. He oido a tu cuerpo llamarme desde el otro lado del salón.


Si ser sexy fuese un delito, te pasarías la vida en la carcel

¿Le importa si la miro durante un ratito? Quiero recordar su cara para mis sueños.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Otras publicaciones de El blog de Humor