diccionario José Luis Coll



Anuncios google

 diccionario José Luis Coll



Abarrimiento: Cansancio, fatiga, fastidio o molestia que siente el encargado del servicio de limpieza.
Abdamen: Cavidad que en el cuerpo de las mujeres contiene principalmente los intestinos.
Abiertamiente: Que miente con toda franqueza y sin reserva.
Abundiente: Que posee dientes en cantidad copiosa, numerosa.
Acobordar: Amedrentar, causar o poner miedo, mientras se adorna la tela con bordaduras o filigranas de hilatura.
Acondonar: Ceñir o sujetar con un condón.
Acoñar: Fabricar moneda con el coño.
Acorizado: Barco de guerra blindado y de grandes dimensiones, de pelo acaracolado por acción del peluquero.
Administraidor: Aplícase al que maneja los bienes de un señor o entidad quedándose con una buena parte de ellos.
Acreidor: Persona a quien se debe alguna cosa, y cree que
se la van a pagar
Aguático: Relativo al acua.
Alkiller: Contratar asesinos a sueldo en Norteamérica.
Almañil: Espíritu del obrero de la construcción.
Alcaldo: Presidente del líquido en el que se ha cocido una vianda.
Alimentir: Dar alimento al cuerpo de los animales, con embustes y falacias.
Anocente: Culo libre de culpa.
Anojar: Causar fastidio con el culo.
Anorquista: El que hace con su culo lo que quiere, sin tener que dar explicaciones a nadie.
Artioficial: No natural, falso, pero con permiso de la autoridad.
Atormentir: Causar dolor con la mentira.
Asexorar: Dar consejo de lo que se debe hacer con el sexo.
Asuntamiento: Corporación compuesta de un alcalde y varios concejales, incapaz de resolver los asuntos del vecindario.
Atletra: El que practica ejercicios que exigen fuerza de voluntad para pagar los plazos de los electrodomésticos.
Atormentir: Causar dolor con la mentira.
Auscultor: Artista que modela o talla, a la vez que explora los sonidos en el pecho de la figura por él creada.
Autorrización: Acción de rizarse uno mismo el cabello, por sentir envidia de los negros.
Babería: Tienda o establecimiento donde se afeitan los babosos.

Bacilar: No saber con qué bacilo quedarse.
Balmeario: Establecimiento con baños medicinales, al que acuden los enfermos para curar sus males de vejiga.
Balonincesto: Deporte que consiste en meter las pelotas por un aro, entre parientes próximos, dentro de los grados en qué está prohibido el matrimonio.
Baltasor: Rey mago que acabó metiéndose a monja.
Banderilla: Estandarte que usan los enanos en sus guerra.
Barberidad: Crueldad del barbero que afeita sin afilar la hoja.
Bizquierdista: Comunista de ojos estrábicos.
Bocetada: Proyecto de golpe dado con la mano abierta en mitad del rostro.
Bromear: Mear en broma.
Broteger: Amparar, defender las primeras hojas que aparecen en los árboles en la primavera.
Buda: Que no bronuncia balabra.
Bundiente: Que posee dientes en cantidad copiosa, numerosa.
Burogracia: Conjunto de funcionarios alegres y divertidos.
Cacamelo: Confitura de sabor fétido y repugnante.
Cagallero: Hidalgo o noble que cabalga con el vientre descompuesto.
Cainmán: El primer saurio que mató a su hermano.
Calabuzo: Lugar donde se encierra a los que, sin permiso de la autoridad, practican la pesca submarina.
Calamistad: Encontrar en los amigos la desgracia y el infortunio.
Calamitad: Desgracia, catástrofe, al cincuenta por ciento.
Calendura: Fiebre espesa y maciza.
Cantalán: Joan Manuel Serrat.
Capullán: Clérigo dedicado al cultivo de rosas jóvenes o adolescentes.
Carcajoda: Golpe de risa que le da al fornicante cuando, en pleno coito, ella le dice que es la primera vez.
Caspitalista: Persona acaudalada que invierte gran parte de su fortuna en que se le cure la caspa.
Cataputa: Antigua arma militar que servía para lanzar putas contra los castillos asediados
Cautomovilista: Dícese del que conduce con precaución.
Cementéreo: Lugar donde son enterrados los fabricantes de cemento.
Cerdeza: Seguridad de que se es cerdo.
Cerebrar: Festejar las ideas del intelecto.
Chivasto: Delator enorme, de grandes dimensiones
Cleptómono: El que roba simios de manera inconsciente e inevitable.
Columnia: Falso testimonio en vertical y con capitel.
Coñón: Pieza de artillería con que la mujer hace rendirse al novio remiso en el casamiento.
Cronométro: Reloj que se pone en las estaciones del tren suburbano.
Cuarzo: El que va antes del quinzo.
Culapso: Transcurso de tiempo durante el cual el culo no se ha usado para nada.
Culorete: Color rojo que usan las mujeres de trasero excesivamente albo o níveo.
Chisterfield: Marca americana de cigarrillos que produce risa por su agudeza y gracia.
Damador: Persona que doma, o que exhibe señoras domadas.
Demogracia: Humor del pueblo.
Demoño: Diablo, espíritu del mal, con el pelo recogido en la parte posterior de la cabeza.
Descoñocida: No coñocida.
Desperfecto: El ser concebido por una hembra vivípara, durante su desarrollo y antes de su nacimiento, en el que se observa un leve deterioro. (Muchos de ellos lograron salvar este obstáculo y hoy ocupan cargos preeminentes).
Désputa: Persona que trata con dureza a las rameras.
Desvulgar: Hacer que una persona deje de ser vulgar por primera vez en su vida.
Detestive: Especie de agente de policía secreta absolutamente detestable.
Disimolar: Encubrir con astucia el dolor de muelas.
Distraidor: Dícese del que comete delito contra la fidelidad debida, al tiempo que divierte al engañado.
Dromierdario: Rumiante camélido con una sola giba en el dorso, pero llena de porquería por no ducharse antes de acostarse.
Empreñarse: Obstinarse en quedar embarazada.
Equidistonto: Igualdad de distancia entre varios imbéciles.
Epopeye: Poema heroico, extenso, dedicado a un famoso personaje de dibujos infantiles.
Estúpedo: Ventosidad expelida por el ano de forma idiota y estemporánea.
Eta: Letra separatista del alfabeto griego.
Extremaño: Natural de Cáceres nacido en Zaragoza.
Extrangiro: Que manda dinero a otro país.
Gohete: Famoso escritor alemán con un tubo de cartón lleno de pólvora que, unido a una varilla ligera, se levaba en el aire al darle fuego.
Grítoris: Órgano sexual femenino que adecuadamente manipulado, lleva a su propietaria al paroxismo del placer.
Indiota: Natural de la India que muere de hambre contemplando una vaca.
Jodobado: Corcovado, y además jodido.
Latón: Roedor chino compuesto de cobre y zinc.
Linterna: Contenedor especial para transportar pilas descargadas.
Lío: Coliente de agua que va a palal al mal o a otlo lío.
Llavero: Instrumento que permite perder varias llaves al mismo tiempo.
Lógica: La forma correcta de llegar a la respuesta equivocada pero sintiéndote contento contigo mismo.
Marciso: Gran masa de agua enamorada de sí misma.
Meoyorquino: Natural de Nueva York que se mea en plena calle, haciendo uso de sus derechos de ciudadano norteamericano.
Monorquía: Forma de gobierno en el que el poder reside en un mono.
Murciálago: Vampiro de la provincia de Murcia.
Nobelista: Camilo José Cela.
Parturrienta: Dicesé de la que al parir, se troncha de risa.
Penénsula: Miembro viril rodeado de calzoncillos por todas partes menos por la que le une al tronco.
Pistolerdo: Individuo del Hampa, poco hábil en el manejo de las armas.
Que: Pronombre relativo; o sea, que a lo mejor, ni es pronombre.
Remera: Puta con piragua.
Tatamuda: Empleada del hogar que no dice “esta boca es mía”, cuando el señorito comprueba la morbidez de sus nalgas.
Trancanieves: Personaje de cuento infantil, que aprovechando la ausencia de los enanos, se ponia morada de Whisky.
Zueco: Andaluz nacido en Suecia.




José Luis Coll
José Luis Coll García fue un humorista y escritor español conocido fundamentalmente por la pareja humorística que formó con Luis Sánchez Polack, Tip y Coll. Wikipedia

0 comentarios:

Publicar un comentario

El blog de humor en Facebook