Chiste de caníbales

Ministro de Asuntos Exteriores de una república africana visita Rusia en un viaje oficial.
Tras una semana,  su homólogo ruso le dice:
- "Espero que haya disfrutado de la estancia en nuestro país, pero antes de irse, es costumbre que practique  nuestro juego nacional".
"¿Y cuál es ese juego?", pregunta el  africano.
- "Bueno, la ruleta rusa, claro".
- "¿La ruleta rusa?, no lo  conozco".
- "Consiste en que usted se ponga este revólver contra la sien  y apriete el gatillo. En el cargador hay una sola bala, así que tiene cinco posibilidades entre seis de sobrevivir".
-Y ¿cuál es la  gracia ministro?
-La adrenalina pues hombre, la adrenalina.
El ministro  africano traga saliva, pero piensa para sí: heredero de una tribu de valientes guerreros, y afrontaré ésta prueba".

El hombre aprieta y... ¡clic! no se dispara ninguna bala.  Entonces, respira y le dice al ruso:

- "Le recuerdo que dentro de  tres meses me tendrá que devolver la visita".
Tres meses después,  el ministro ruso pasa una semana en la pequeña república africana, y  el último día su homólogo le dice:
- "Espero que haya disfrutado de la  estancia en nuestro país, pero antes de irse es costumbre  que practique nuestro juego nacional".
- "¿Y cuál es ese juego?".
-  "Bueno, la ruleta africana, claro".
- "¿La ruleta africana? no lo conozco,  ¿en qué consiste?".
Le conducen a un aposento donde hay seis  chicas guapísimas, completamente desnudas. El africano le dice al  ruso:
- "La que usted elija, le hará sexo oral".
- "¡Genial! Esto es magnífico y... ¿dónde está la adrenalina?" , pregunta el ministro ruso.
El africano sonríe y  responde:

"Una de ella es caníbal”

0 comentarios:

Publicar un comentario

Otras publicaciones de El blog de Humor