Chiste. Los monos tirando cocos



Anuncios google

Tres monitos se encontraban muy aburridos arriba de una palma de coco y entonces uno de ellos dice: "¡Ya se, vamos a tirarles cocos a los animales que pasen por abajo!"
Pasa el elefante por debajo y le empiezan a tirar de cocotazos y los monitos con su desmadre allá arriba: "¡Jaaa,jajaja! ¡Elefante pendejo, ni porque estás bien grande, no nos puedes hacer algo!¡jajaaa!¡jajajajaa!"
El elefante enojado se va maldiciendo a los  monitos. Al rato pasa el león y lo mismo, a aventarle de cocotazos. "¡Jajaja! ¡jajajaaaa! ¡puto león, no que eres el rey de la selva, a ver súbete ¡jajajaaaa!"
El león se larga también refunfuñando.
Ya se habían calmado los  monitos cuando ven que venía el rinoceronte, y entonces se preparan con los cocos y le empiezan a tirar, y muertos de la risa, "¡Jaa!¡jajaaajaajaa!¡pendejo rinoceronte piel de hojalata, a ver si eres muy resistente! ¡jajaaajaja!"
El rinoceronte enfurecido se va, pero de repente a unos cuantos metros se da la vuelta y con los ojos rojos y vidriosos, saliéndole humo de la nariz como toro en brama, se encarrera hacia la palmera y madres, pinche palmera parecía de elástico ¡chin!¡pum!¡cuaz!¡cataplum! de un lado para otro y los  monitos aferrados como garrapatas a la vaca ¡aaaahhh! pero no se cayeron.
Entonces que se vuelve a enfilar el rinoceronte y madres de nuevo a la palmera que rebota de lado a lado ¡chin! pum! ¡cuaz! ¡cataplum! y los  monitos muertos de miedo pero bien agarrados todavía; pero el rinoceronte no se da por vencido y va de nuevo contra la palmera ¡chin!¡pum!¡cuaz!¡cataplum! y que sale volando por los aires uno de los  monitos y ¡puuuffff! da el costalazo. Cuando se levanta, todo traqueteado y sacudiéndose, se da la vuelta y enfrente tenía al rinoceronte con cara de los mil demonios y que dice el mono:
"¡Je! me bajé porque allá arriba tenían un pinche desmadre."

0 comentarios:

Publicar un comentario

El blog de humor en Facebook