Chiste Viejo ingenioso



Anuncios google

Un anciano tenía una finca con un lago.

Después de algún tiempo, decide ir a ver si estaba todo en orden.
Cogió un cesto para aprovechar el paseo y traer unas frutas por el camino.
Al aproximarse al lago, escucho voces animadas. Vio un grupo de mujeres bañándose, completamente desnudas.
Al verlo, todas se fueron a la parte más honda del lago, manteniendo solamente la cabeza fuera del agua.
Una de las mujeres gritó: ¡No saldremos mientras usted no se aleje!
El viejo respondió: Yo no vengo hasta aquí para verlas nadar o salir desnudas del lago y levantando el cesto, les
dijo: Yo sólo estoy aquí para dar de comer al cocodrilo...

0 comentarios:

Publicar un comentario

El blog de humor en Facebook